sábado, 29 de abril de 2017

Moliére (1622 - 1673). Dom Juan o el convidado de piedra.



"Durante la noche, un hombre tropieza con una cuerda
y cree que es una serpienete.
Cuando se hace la luz, comprende su error
y su temor se desvanece".





Título original: Dom Juan ou le Festin de pierre.
Autor: Moliére
Traducción del francés: A. Cebrián
Editorial: Espasa Calpe, S.A.
Nº de pág. 144
Edición: 1943


Acto I

El teatro representa un palacio

Don Juan

 Pero ¿crees que es posible atarse de por vida a la primera mujer que nos agrada, que por su amor debemos renunciar a cuanto existe y que ya no hemos de tener ojos mas que para ella. ¡Linda cosa sería hacer un punto de honor de la fidelidad, enterrarse para siempre en una pasión única, y morir, en plena juventud, para todas las innumerables hermosuras que se ofrecen a nuestras miradas! No, de ningún modo. Buena es la constancia para las gentes ridículas; pero todas las mujeres hermosas tienen derecho a nuestra admiración, y la ventaja de habernos encontrado antes no pueden privar a las demás de las justas pretensiones que todas tienen sobre nuestro corazón...(Pág.17)


     

lunes, 17 de abril de 2017

Cavafis (1863 - 1933) A la luz del día.



"Podría comparar mi música a la luz blanca, que contiene todos los colores. Sólo un prisma puede dividir los colores y hacerlos aparecer; este prisma podría ser el espíritu del oyente" Arvo Pärt





Título. A la luz del día
Autor: Constantino Cavafis
Edición y traducción: Pedro Bádenas de la Peña
Edición bilingüe
Nº de Páginas: 49 



El cuento A la luz del día pudo, componerlo Cavafis en el invierno de 1895-96 ajuzgar por los elementos biográficos que se entrecruzan con algunos de los temas, como la soledad, los temores nocturnos, el pasado dulcificado por el recuerdo, etc., que por entonces le preocupaban y que están, de una forma u otra forma, presentes en su obra.

La concepción de la poesía como una calculada alquimia de elementos diversos para sugerir un determinado efecto vincula estrechamente a Cavafis con Poe; un buen ejemlo de ello es el excelente poema Velas (1899), analizado por el propio Cavafis años más tarde, tal y como Poe había hecho con su pema El cuervo. 

A la luz del día es un breve relato de Cavafis. Se trata de una narración muy sencilla y hábilmente construida. Una charla, en principio intrascendente, entre unos amigos, se va pronto transformando en el relato inquietante, misterioso, de un acontecimiento extraordinario sobre el que los oyentes -o sea tanto los participantes en la velada como el lector mismo- no saben a qué atenerse ni como acabará todo. Bárdenas de la Peña




"Eres pobre , lo sé. He venido para decirte un modo de hacerte rico. Por donde la columna de Pompeyo, conozco un sitio donde está escondido un gran tesoro. Yo no quiero nada de este tesoro -sólo me quedaré con un cofrecito de hierro que encontrarás en el fondo. Todo lo demás será tuyo".(pág. 25)



(...) El mismo traje negro, el mismo sombrero de paja, el mismo aspecto, la misma mirada. Además me estaba observando sin pestañear. Mis nervios estaban tan tensos como si me hubieran echado por dentro hierro fundido. Sólo pensar que era pleno mediodía, que la gente pasaba indiferente como si no estuviese pasando nada extraordinario y que yo, solamente yo, supiera que estaba sucediendo la cosa más...(Pág. 40)


 

viernes, 14 de abril de 2017

Un paseo por el castillo de Manzanares El Real













El Real de Manzanares: un territorio medieval al sur de la sierra

Manzanares El Real ocupaba el centro de un gran territorio denominado el Real de Manzanares, del que tomó su nombre. Un territorio situado al sur de la Sierra en la cuenca alta del río Manzanares.
Tras la conquista castellana del reino andalusí de Toledo a finales del siglo XI, este territorio quedó bajo la jurisdicción directa de la corona.
Ocupado por pequeñas aldeas, su economía se basaba fundamentalmente en los recursos del bosque, sobre todo, la caza mayor, tan apreciada por los monarcas.
 

 








El castillo

Este palacio fortificado, transición del Gótico al Plateresco, es el mejor conservado de la Comunidad de Madrid. Parte de los materiales fueron extraidos del Castillo Viejo y al igual que éste tiene una planta cuadrangular flanqueada por tres torres cilíndricas y una cuadrangular, que es la del Homenaje. El patio consta de dos pisos de arcadas. En el lado sur del castillo hay una galería cubierta, obra de Juan Guas.
Su construcción fue iniciada por D. Diego Hurtado de Mandoza a finales del siglo XV y fue terminada por su hijo D. Iñigo. El castillo ha sido sometido a varias restauraciones, la última llevada a cabo por la Diputación Provincial de Madrid y dirigida por el arquitecto José Manuel González Varcárcel en 1975.
 

 

















Embalse de Santillana





Castillo de Manzanares El Real.



Cuenca del Manzanares 
 
A 50 km de Madrid por la Autovía de Colmenar Viejo, Manzanares el Real ofrece un interesante patrimonio histórico y natural. Enclavado en la vertiente meridional de la Sierra del Guadarrama en un entorno exclusivo en su triple vertiente de montaña, río y embalse, está protegido desde 1930 y fue declarado reserva de la biosfera en 1992.
 La singularidad de este paisaje radica en la magestuosidad de los canchos y riscos de La Pedriza que forman parte del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama.
 Este pueblo de base agrícola y ganadera encontró su auge cultural con los Mendoza, en los siglos XV y XVI. Después de este período comenzó uno de decadencia y aislamiento que se prolongó  hasta el siglo XX, concretamente hasta que en los años 60, la zona es revitalizada por el turismo de naturaleza.
 



Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves (Finales del siglo XV)



En 1985 se creaba la figura de protección del Parque Regional de al Cuenca Alta del Manzanares, 52.796 hectáreas que se extienden por 12 términos municipales, entre ellos Manzanares El Real. El Parque abarca todo el territorio que de sur a norte discurre entre las tapias del monte de El Pardo y la Cuerda Larga del Guadarrama, que desde el puerto de Navacerrada al de La Morcuera constituye una ruta clásica para cualquier montañero.
 
La Pedriza, aunque no podemos olvidar su vegetación y fauna, lo fundamental en La Pedriza es la variedad de formas que adoptó el granito. Al fragmentarse las rocas en determinados planos, propios de los minerales que la constituyen, origina bloques muy variados en cuanto a formas y dimensiones.
 Estos no tardan en redondearse por la erosión del agua y el viento, dando lugar a un amplio repertorio de figuras. En las cotas más altas, la erosión es brutal, dando lugar a riscos y mogotes más abruptos y puntiagudos.
 En 1930 fue declarada de interés natural y nacional. En 1985, se protegió como espacio de gran belleza e interés. En 1992, La UNESCO la declara Reserva de la Biosfera. En 2013, La Pedriza es pieza fundamental del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama.
 

 













El castillo de Manzanares El Real ocupa una posición estratégica de dominio de la Cañada Real Segoviana, que era utilizada por la Mesta para desplazar el ganado estacionalmente por España entre los siglos XIII y XIX. Todo el edificio se realza con el robusto antemuro defensivo y el paseo de ronda. Una gran puerta flanqueada por torretas nos da paso al interior tras atravesar el antiguo foso, hoy colmatado.
 Fue construido en el siglo XV por el I Duque del Infantado, Diego Hurtado de Mendoza. las obras las prosiguió su hijo Iñigo López de Mendoza, quien incorporó al proyecto al arquitecto Juan Guas, uno de los máximos representantes del gótico tardío en Castilla y arquitecto de los Reyes Católicos.
 Ambos eran hijo y nieto respectivamente del Marqués de Santillana ( 1398 - 1498) autor de Coplas a la muerte de mi padre y Serranillas.
 Este edificio es la plasmación arquitectónica de una sociedad a caballo entre dos épocas, la caballeresca medieval (elementos defensivos como el antemuro o la entrada acodada) y la renacentista humanista, con sus grandes salones, las fachadas decoradas y los magníficos miradores más propios de un palacio. 
 
 

El zaguán, o entrada al edificio principal, servía de primera defensa y de organización del interior.
 El patio de armas, presidido por el escudo nobiliario de los Mendoza, dos hermosas galerías porticadas con columnas y balaustradas de estilo gótico tardío, nos introducen en la zona palaciega.
 



"El milagro de Ntra. Sra. de Atocha" José de Maea. 1804.






El Estrado de Damas es una recreación de la sala de reunión social de las mujeres españolas hasta el siglo XVIII, ambientada en la estética de los palacios andalusíes. Entre esteras, alfombras y cojines, las señoras y sus damas pasaban las jornadas bordando, tocando instrumentos o leyendo, rodeadas de los baúles donde guardaban sus ropas y ajuares, los primitivos armarios.